sábado, 28 de mayo de 2016

La gente nunca olvidará cómo la hiciste sentir

Por Sara Beatriz García Herrero (estudiante de 2º curso de Enfermería)
Seguro que no soy la única estudiante de Enfermería a la que le han formulado la siguiente pregunta: “¿Por qué no estudias Medicina?”. Lo cierto es que yo habría preguntado lo mismo a otra persona en el pasado, antes de conocer la labor los profesionales de enfermería. Y es que, nuestra profesión es totalmente desconocida en la sociedad. 
Quisiera compartir una anécdota que me ha sucedido. Soy voluntaria de la Cruz Roja en el Hospital Clínico de Valladolid, realizando juegos con niños hospitalizados. Mientras jugamos, charlamos. Hoy le he preguntado a una niña de 7 años dónde le gustaría trabajar y su respuesta ha sido “Aquí” (¡Quería ser enfermera!). También me he interesado sobre su estancia en el hospital, si le trataban bien o tenía algún trabajador/a favorito/a. Me respondió que su enfermera preferida siempre entraba a la habitación sonriendo, que le hablaba mientras le “pinchaba” y que le tranquilizaba diciendo que no le iba a doler mucho, mientras que la que menos le gustaba, aunque no le hacía daño, entraba en la habitación, le pinchaba y salía sin mencionar palabra.
Me quedé pensando en la importancia que tiene no solo realizar una buena técnica enfermera, sino humanizar los cuidados, centrándonos en el paciente pero también en la familia. Cualquier paciente, y más los niños y sus familias, se encuentran asustados y angustiados, así que el equipo sanitario tiene como deber informarles, resolver sus dudas, empatizar, dar apoyo y procurar que su estancia sea lo más llevadera posible. No podemos olvidar que se encuentran en una situación difícil y que una simple sonrisa (que no cuesta absolutamente nada) o informarles sobre las técnicas que les realizaremos, puede disminuir esa ansiedad. 
Hoy en día, gracias a las redes sociales, la Enfermería es más visible. Cada vez hay más blogs, cuentas de Twitter, vídeos de Youtube, artículos y libros de humor sanitario que acercan nuestra profesión a los demás. En mi opinión, pienso que además de difundir nuestra labor de esta manera, es en nuestro trabajo del día a día donde debemos demostrar todo lo que las enfermeras pueden hacer por el paciente, porque, como dijo Maya Angelou: “La gente olvidará lo que dijiste, olvidará lo que hiciste, pero nunca olvidará cómo la hiciste sentir”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario