¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

                                                   

lunes, 23 de octubre de 2017

DESDE LA ENFERMERÍA BASADA EN EVIDENCIA: PATRONES DE CONOCIMIENTO: MIRANDO SU NARRATIVA: fenómeno del Cuidado



La enfermería sigue desarrollando su ciencia, como desarrollo disciplinar en Europa, América latina, y resto del mundo. Evidencia de ello son las más de 51 teorías que forman el cuerpo de conocimientos; el aumento de las investigaciones experimentales y las cualitativas y el incremento de publicaciones científicas.
No obstante, desde el punto de vista filosófico, la enfermería y sus académicas necesitan ampliar el debate para una mayor clarificación de las preguntas que orientan la naturaleza de enfermería. Es decir, generar ideas que sirvan para la discusión filosófica que pongan a juicio la naturaleza del conocimiento de enfermería. En este sentido, la literatura de enfermería fundamenta la literatura en desarrollar el ámbito filosófico y del conocimiento de enfermería relevante para los objetivos de su disciplina
Enfermería es considerada una disciplina de dimensiones históricas, antropológicas, filosóficas, valores propios, principios éticos y un marco legal, que permite poseer un conocimiento propio que respalda la práctica. El conocimiento de los principios filosóficos y científicos de los modelos de enfermería orientan sobre cómo interpretar el fenómeno de interés de la disciplina. Estos principios se ven reflejados en el quehacer profesional, y en la actitud que se asume frente a las situaciones de cuidado del paciente y su familia, mejorando así la calidad de atención en diferentes escenarios. La enfermería en sus modelos conceptuales presenta definiciones relacionadas entre sí, basadas en hipótesis y corrientes filosóficas, estableciendo además relaciones entre el profesional de la enfermería y la persona que se cuida, describiendo de esta manera las etapas de atención. La práctica científica de la enfermería requiere la adopción de una teoría que dé significado a la realidad donde se ejecutan los cuidados, y un método sistemático para determinar, organizar, revisar y evaluar las intervenciones del profesional.

Barbara Carper1 en 1978, aportó cuatro patrones para interpretar el marco de acción del profesional de la enfermería:  el empírico, estético, personal, ético, y actualmente se agrega lo social. Estos patrones al igual que las teorías, representan conocimientos y se constituyen en fundamentos ontológicos y epistemológicos de la disciplina, por lo tanto, el conocimiento acumulado a partir de ellos debe generarse y probarse congruentemente por diversos medios de indagación científica, por ejemplo, las narrativas o situaciones de enfermería. Las narrativas son utilizadas como método de análisis e investigación que aportan a las enfermeras un conocimiento profundo del momento-cuidado-persona-situación. El análisis narrativo por la enfermera ocurre en cualquier momento y lugar. El escribir las narrativas aporta y crean conocimiento desde la práctica para la teoría.


Edilma Gutiérrez2 (2011), afirma que “desde el punto de vista de las enfermeras, narrar historias es una manera importante de llevar conocimientos y discernimiento a estudiantes, pacientes y otras enfermeras”, esto ha permitido analizar situaciones reales del día a día, que conllevan a una puesta en marcha de un plan de cuidado integrando las múltiples dimensiones del ser humano, logrando así el bienestar del paciente.
La teoría de la narrativa aporta herramientas para evaluar la efectividad del plan de atención en salud, porque tiene en cuenta la funcionalidad de cada individuo. Se ajusta a las clasificaciones de NANDA (North American Nursing Diagnosis Association), NIC (Etiquetas y Código de las Intervenciones de Enfermería) y NOC (Etiquetas y Clasificación de los Resultados de Enfermería). La técnica de la narrativa y la teoría de los “síntomas desagradables” ofrecen herramientas para ejercer el cuidado de la enfermería de acuerdo a las experiencias que percibe la persona enferma e identifica fenómenos de salud que permiten su abordaje desde las diferentes áreas del cuidado. Aportan a la práctica y a la investigación, conocimiento teórico que contribuyen al mejoramiento de los cuidados del paciente y proporcionan avances a la práctica de enfermería.
La naturaleza del fenómeno de enfermería al considerar el foco de los cuidados, confirma más las nociones de Barbara Carper sobre los patrones de conocimientos para enfermería, al expandir los abordajes de enfoques desde donde el conocimiento puede sustentarse. Es así que el enfoque interpretativo plantea la posibilidad de generar conocimientos, y por eso, este artículo reflexivo sugiere a las académicas e investigadoras de enfermería repensar sobre la integración y consistencia entre la ontología y epistemología concordante con el cuidado desde de la práctica de enfermería, es decir con la teoría y la investigación desde la cual actuar y las implicancias que conllevan para comprender el fenómeno de los cuidados en las experiencias de salud y enfermedad en la tendencia actual de la práctica de enfermería.
Referencias Bibliográficas
1.     Carper B. Fundamental patterns of knowing in nursing. Advance in Nursing Sciences. 1978;1(1):13-.
2.     Gutiérrez Edilma. Narrativa de enfermería: creación, reflexión y utilización en las relaciones entre la enfermera y sus pacientes. Rev. Kaana-úai “Cuidar de la vida”. 2008;3(1):18-21.

Autor: Zaida Colmenares – Doctor e Investigador del Observatorio Nacional de Ciencia y Tecnología de Venezuela. Universidad de Carabobo. zcolmena@uc.edu.ve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario