¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

                                                   

domingo, 5 de noviembre de 2017

La Partería Actual. Los Diferentes Caminos de Formación


Post de Albert Vieyra, twitter:@Vieyra_Albert

Sabemos que el ejercicio de la partería en México y el mundo es una profesión antiquísima, desde los años 50´s al día de hoy ha tenido un declive importante en el país ya que ha migrado la atención obstétrica del primer nivel a centros de segundo y tercer nivel en manos de modelos biomédicos. Sin embargo, en comunidades alejadas de las grandes ciudades la partería tradicional ha sido siempre el principal mecanismo de atención obstétrica, hecho que se mantiene hasta la fecha en estados como Chiapas, Oaxaca y Guerrero[1].


En México, la atención del evento obstétrico (parto, cesárea, aborto) aún sigue existiendo el modelo de una medicina hegemónica que está cubierta en su mayoría por médicos generales y especialistas y dos modelos de profesionales no médicos con educación formal (o informal) en Obstetricia para ofrecer atención del embarazo y el parto en el primer y segundo nivel de atención, los llamados modelos alternativos al modelo médico hegemónico: el modelo bajo el cual se forman las parteras  profesionales y el modelo de enfermería obstétrica[2]

 Pero, ¿de quién estamos hablando cuando hablamos de una partera?  Simple, una partera es una partera.  Según la Asociación Mexicana de Partería  una partera “Es un profesional que brinda acompañamiento, orientación y atención a la mujer durante el embarazo, parto y postparto y a lo largo de su vida sexual y reproductiva con una perspectiva humana, segura e intima. Sigue los modelos de partería y atención humanizada con base en la más reciente evidencia científica y las compatencias de la ICM (Confederación Internacional de Matronas”
Según la Confederación Internacional de Matronas, “Una matrona es una persona que ha terminado satisfactoriamente un programa de formación en el ejercicio de la partería reconocido en el país correspondiente y que está basado en las Competencias esenciales para la práctica básica de la partería de la ICM y en el marco de las Normas globales de la formación de la partería de la ICM; que ha obtenido las calificaciones requeridas para registrarse y/o licenciarse legalmente para ejercer la profesión de matrona y utilizar el título de "matrona"; y que demuestra competencia en el ejercicio de la partería”[3]

Hay muchos caminos de formación para llegar a ser una partera en México. Los caminos son diversos en cantidad de aprendizaje, formas, abordajes de temas, visión y misión del instituto de formación (si es que hay uno) con una perspectiva  poblacional particular de cada entidad.  A continuación se presentan los perfiles de egreso de la diversidad de caminos para llegar a ser partera:

  • Licenciada en Enfermería y Obstetricia. IPN-ESEO.
“Los egresados de la carrera de Licenciatura en Enfermería y Obstetricia del Instituto Politécnico Nacional contarán con una sólida formación integral, con conocimientos científicos, tecnológicos y humanísticos para potenciar la capacidad de autocuidado de la población femenina en materia de salud reproductiva; con alta calidad profesional en el desempeño de competencias disciplinares, interdisciplinares, sociales e investigativas en la solución de los problemas de salud de la población”.

  • Licenciada en Enfermería y Obstetricia. UNAM-ENEO.
“El Licenciado en Enfermería y Obstetricia egresado de la ENEO se caracteriza por poseer una formación integral con los conocimientos, habilidades, actitudes y valores disciplinares necesarios para la promoción, prevención y cuidado de la salud con sentido humanístico”.

  • Enfermera Especialista Perinatal. UNAM-ENEO
“Los estudios de especialización en Enfermería Perinatal tienen como propósito formar Enfermeras (os) capaces de brindar atención integral perinatal de bajo riesgo, profundizar y ampliar los conocimientos generando calidad y calidez que repercutan en la transformación de la práctica profesional, en la atención del binomio madre-hijo. Infantil: Los estudios de especialización en Enfermería Infantil tienen como objetivo profundizar y ampliar los conocimientos y destrezas que requiere el ejercicio profesional en cuidado de la salud-enfermedad del niño, en el contexto social, político y económico del país”.

  • Partera Profesional. De CASA AC.
“Es un profesional altamente capacitado, en todo lo que respecta al ámbito, teórico-práctico y ético-moral, de atención y cuidado de mujeres dentro de su área, siendo capaz de asumir conductas frente a la resolución, parcial o total de situaciones obstétricas, ginecológicas, neonatales, administrativas y medio-ambientales asociadas a éstas.Esto incluye la protección y recuperación de la salud gineco-obstétrica y neonatal, a nivel primario, dirigidos a la mujer, al hombre, a la familia y a la comunidad que lo requieran”.

  • Licenciatura Médico Cirujano. Fac Medicina-UNAM
“El médico cirujano ejerce su práctica profesional en el primer nivel de atención del sistema de salud (centros de salud, unidades de medicina familiar y consultorios médicos de práctica privada)”.
Licenciatura en Salud Sexual y Partería Profesional. Cruz Roja, Morelos-Escuela de Enfermería.
“Se formarán licenciados y licenciadas en Salud Reproductiva y Partería Profesional, con los conocimientos y habilidades necesarias para atender partos eutócicos o naturales, y brindar consulta a mujeres embarazadas y recién nacidos, con criterio y visón intercultural, respeto e integridad del equipo de trabajo a las usuarias”.

  • Partera Técnica Profesional. Escuela Mujeres Alidas-Michoacan.
“Una partera o partero profesional es una persona que ha adquirido las competencias que se requieren para obtener legalmente el registro y/o la certificación, establecidas por el órgano regulador encargado de cada país”.
También existen mentoras que tienen un grupo grande o pequeño de estudiantes y aprendices de partería tradicional. Siempre ha existido este modelo de formación mediante la práctica de la experiencia y expertes. Esta modalidad aplica para partería profesional y tradicional.

Podemos ver que los diversos caminos de formación para ser partera incluyen una visión, una misión, un perfil de egreso, con duración variada y dependen también de cada entidad federativa que se encuentre el plantel. Lo que rescatamos de todo esto, es que cada estudiante de partería en México debe tener la convicción de hacer con vocación  lo que le gusta, y no solo eso. También la vocación es hacerlo bien. Se llamen como se llamen según un título académico, pero una partera es una persona que atiende partos, cuida la salud materna, perinatal y neonatal de México, respetando culturas y derechos humanos.

Un problema que enfrenta la profesionalización de la partería en México es que hay una situación que genera confusión y surge de la gran heterogeneidad existente entre los diferentes programas curriculares de formación de partería y que incorporan más o menos elementos de partería tradicional. En el simple termino de partera existe la categorización de tradicional, técnica, profesional, empírica o certificada.

Independientemente del camino de formación, sin diluir el valor de una sobre otra, las nuevas generaciones de partería deben enfocarse en la unión de la profesión misma, ser una partería incluyente y que abogue por todos los intereses de los diversos caminos de formación motivado por un bien común, nuestras pacientes y sus bebés.  Homogenizar los diferentes caminos de formación mediante procedimientos de capacitación, certificación, pareciera ser la vía más accesible para el progreso de la profesión ya que se pretende unir lo que parece desunido y hasta indiferente.



[1] Información de la Asociación Mexicana de Partería  http://www.asociacionmexicanadeparteria.org 
[2] Parteras profesionales técnicas y enfermeras obstetras: una opción para la atención obstétrica en México. Disponible en http://cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos_download/101197.pdf

No hay comentarios:

Publicar un comentario