¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

                                                   

sábado, 16 de diciembre de 2017

“Estudiantes de Partería Mexicana: en sus manos el futuro de la profesión. La unión para enfrentar los nuevos y viejos retos”

¿Hacia dónde vamos los y las estudiantes de esta profesión?
¿Qué espera la partería de sus estudiantes? 
¿Cuál es la contribución de las y los estudiantes de partería para México y su progreso? 
Que no haya duda, ser estudiante es ser agente de cambio. Sabemos que en estos tiempos denunciar públicamente lo que está mal, lo que violenta, en este país, parece ser una acción políticamente incorrecta incluso nos dicen que no se debe hacer. 
La partería está unida a personas resistentes, con ilusiones y expectativas para hacer de México y el mundo un mejor lugar donde vivir. Pero para la agenda política nacional la partería y su avance no es un tema de importancia que discutan nuestros diputados y/o gobernadores. aunque la verdad, México está en deuda con sus parteras por salvar al año miles de mujeres embarazadas y a sus bebés. Pero los motivos que impulsaron este movimiento de partería siguen  aquí vigentes. Como mujeres y hombres, como parteras, como profesionales y como estudiantes tenemos mucho camino que recorrer, muchos retos que enfrentar y por supuesto vencer. 
Hoy la realidad, sin titubeos, es que las mujeres no gozan de sus derechos sexuales y reproductivos, las mujeres son madres en un ambiente de violencia, inhumano y algunas mujeres siendo madres, aún son niñas. 
Entre los problemas y retos...México no cumplió con el compromiso de reducir la Razón de Muerte Materna en 3/4 partes  según el marco de los Objetivos del Desarrollo del Milenio. De acuerdo con la Organización Panamericana de Salud (OPS) y sus datos de 2015, sabemos que hay enormes inequidades al acceso de la salud reproductiva reflejado en el promedio nacional de  34.6 muertes maternas por 100.000 nacidos vivos. Según el Subsistema de Información sobre Nacimientos, hace 3 años, de los 2.177.139 nacimientos, las parteras atendieron sólo el 1.51%, lo que equivale a 30.133. Otra realidad de las mujeres es que aun llevan su proceso reproductivo bajo la sábana de una medicina hegemónica institucionalizada que parece no tomar mucho en cuenta los Derechos Humanos. Esto hace que desaparezcan valiosas parteras. Los servicios de salud en muchas regiones indígenas son insuficientes para responder a la demanda de atención reproductiva, más aún, para hacerlo con un enfoque integral y holístico que tome en cuenta la cultura de cada persona. Pensamos que la profesionalización de la partería y su merecido estatus es cuestión de tiempo y sabemos que eso no es así, pues es una práctica que nació con la humanidad. 
Venir al foro a decir los retos y problemas que estudiantes enfrentamos no sería para mí muy útil. 
  • Decir que no hay una identidad de los que es ser partera a causa de los diversos caminos de formación y por consiguiente no hay una homologación de los planes curriculares ni un orden generalizado sobre la formación de parteras. 
  • Decir que los campos clínicos están sobre saturados y en algunos casos, las estudiantes de partería técnica son rechazadas por el sector público de salud, violando los derechos a la educación sin restricciones. 
  • Decir que la formación de Recursos Humanos, o sea, estudiantes, es insuficiente para la demanda que habrá en México para 2.030 con 3.1 millones de embarazos según las previsiones.
Enfrentar retos con unión y empatía para el progreso mutuo, sin dejar de lado a ninguna partera.
La Partería y la unión de sus estudiantes para colocar un gramo consciencia en las mujeres para erradicar la violencia obstétrica.
La unión por el motivo de que cada persona en general, y en particular las mujeres, para que conozcan y demanden sus derechos sexuales y reproductivos.
La unión de sus estudiantes con el objetivo de disminuir la mortalidad materna.
La unión de cada estudiante para que las niñas sean niñas y no madres.
La unión de cada estudiante para que cada persona tenga el derecho de decidir sobre sus propios cuerpos.
Pienso que todos los estudiantes de partería tienen la capacidad de hacer un cambio extraordinario. Gracias a aquellas estudiantes que saliendo de este foro van a hacer más que callar y evadir los problemas y retos. Gracias a aquellas parteras que van a defender los derechos de las mujeres, las cuales algunas ni siquiera saben que los tienen. Como Cristina, que defiende la idea del derecho de las mujeres a una partera. O como Ximena, que ayuda a las mujeres y a sus bebés más allá de las fronteras, porque no hay un muro que pueda dividir a las personas buenas. A las parteras docentes, que  tienen la vocación de la enseñanza. Ellas y tantas otras parteras increíbles, que hacen una labor invaluable. Mientras haya parteras con dedicación, comprometidas, habrán estudiantes que quieran ser como ustedes. Con vocación, porque vocación para mi es hacer lo que me gusta y hacerlo bien. 
Todo ello vale la pena. Vale la pena cambiar lo malo.
Parafraseando a Malala... 
Una docente, una estudiante de partería, un libro y un lápiz, pueden cambiar y mejorar el mundo de las mujeres...en su etapa reproductiva. 
 Autor del post:
Albert Martínez Vieyra. 
Estudiante de Enfermería y Obstetricia en la ENEO-UNAM. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario