¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

                                                   

martes, 19 de mayo de 2015

Duelo perinatal

Cuando se produce una pérdida durante el embarazo, la vida y la muerte caminan juntas. Es una paradoja para la que nadie está preparado y por eso es tan delicado saber qué decir y qué hacer. 
En las últimas clases, hemos hablado sobre patología obstétrica: hemorragias del primer trimestre ( aborto, embarazo ectópico, mola) y  segunda mitad del embarazo ( placenta previa, desprendimiento de placenta, rotura uterina, vasa previa), enfermedad hipertensiva del embarazo, sufrimiento fetal, etc... Sin embargo, no hemos profundizado en la atención profesional a la pérdida y el duelo durante la maternidad. 
Solo las mujeres y familias que han sufrido la muerte de un hijo/a durante el embarazo o tras el nacimiento saben lo que se siente.  Las actitudes y conductas del personal sanitario tienen consecuencias sobre la familia. En este momento de duelo, es necesaria una atención integral, humanizada y científica de las enfermeras, matronas, ginecólogos, neonatólogos, personal auxiliar... 
Se acaba de publicar una Guía que  puede ser una herramienta profesional para ayudarnos a  dar una atención de calidad  permitiendo a la mujer y a su familia, participar sobre su proceso de duelo.
http://www.saludextremadura.com/documents/19231/562422/libro+duelo+SES.pdf
En general, existe dificultad por parte de los profesionales sanitarios para dar condolencias, por las emociones que produce y  la falta de formación. Es un error decir frases como: " no te preocupes, siempre podrás tener otro", "mejor que te haya pasado ahora que más adelante", lo mejor es no decir nada que no se diría a una persona tras la muerte de un ser querido adulto. Habría que cuidar la manera en que se entra a las habitaciones, las risas inapropiadas, el silencio...Se recomienda una actitud empática y respetuosa, el personal  debe dar la oportunidad  a los padres para hablar de sus sentimientos así, se  pueden saber cuáles son las intervenciones más adecuadas.
Después del diagnóstico de muerte perinatal se suceden una serie de fases:
  1. Shock emocional y negación del hecho
  2. Búsqueda del porqué
  3. ¿Y ahora qué? :¿qué me pasará? ¿ cómo se producirá el nacimiento?
  4. Aceptación
La finalización del embarazo se hará mediante inducción del parto. Se les debe ofrecer ver al recién nacido, excepto si hay malformaciones que pueden ser desagradables, aunque se respetará sus decisiones. Tras el parto se les deberá dejar solos en intimidad, para que expresen sus emociones. Se les preguntará si quieren tener algun recuerdo (pulsera de identificación, fotografía, huellas dactilares...).  



Las pacientes deberán estar ingresadas, si es posible, en una planta diferente a la de puerperio y se señalizará la historia clínica, habitación  y cama de la paciente, para que todo el personal, incluso el servicio de limpieza, las identifique evitando errores de comunicación. El alta hospitalaria que se recomienda es precoz.

Link:Umamanita es una página web de apoyo para la muerte perinatal y neonatal.  

Bibliografía:
1.
Fernández Alcántara M, Cruz Quintana F, Pérez Marfil N, Robles Ortega H. Factores psicológicos implicados en el Duelo Perinatal. Index digital. 2012; 21(1-2).
2.
González Castroagudín S, Suárez López I, Polanco Teijo F, Ledo Marra M, Rodríguez Vidal E. Papel de la matrona en el manejo del duelo perinatal y neonatal. Cad Aten Primaria. 2013; 19.
3.
Serrano Diana C, López del Cerro E, Castillo Cañadas A, Gómez García M, Amezcua Recover A, González de Merlo G. Muerte fetal anteparto. Duelo perinatal. Prog Obstet Ginecol. 2015.
4.
López García de Madinabeitia A. Duelo perinatal:Un secreto dentro de un misterio. Rev.Asoc.Esp.Neuropsiq. 2011; 31(109).
x

No hay comentarios:

Publicar un comentario