miércoles, 4 de febrero de 2015

Candidiasis vaginal



Las cándidas son hongos saprofitos que se pueden encontrar en el tracto genital femenino. Entre todos los hongos, el más común es la Cándida albicans en un 90% de los casos. La sola presencia de cándidas no significa que exista infección ( la mujer puede estar asintomática), pero si se encuentran en gran número, aparecen los síntomas de una candidiasis que es  la vulvovaginitis más frecuente que atendemos en Atención Primaria. 

 Matronas prof.2008;9(4):20

Provoca la aparición de flujo blanco, grumoso que recuerda al requesón, y la mujer presenta prurito en el 50% de los casos que empeora con el calor y por la noche. Es frecuente también, que pueda presentar escozor después de la micción y dispareunia (dolor con el coito). El diagnóstico puede ser clínico, a través de un frotis en fresco (microscopio), y la confirmación se realiza a través de un cultivo de exudado vaginal. La diabetes, el embarazo, la obesidad, los tratamientos con antibióticos, anticonceptivos homonales e inmunosupresores predisponen a la infección. El calor y la humedad facilitan la proliferanción de la cándida, por eso en  los cuidados enfermeros le recordaremos a las pacientes que eviten ropas ajustadas y que utilicen ropa interior de algodón. Esta infección no se considera de transmisión sexual, se tratará con antifúngicos preferentemente locales (óvulos o cremas vaginales)  o  como segunda opción el tratamiento puede ser vía oral. En la actualidad, los probióticos vaginales( lactobacilos) o el yogourt( oral o vaginal)  pueden ser una buena opción  para la profilaxis de  recidivas o para reestablecer la flora saprofita vaginal, ya que esta infección puede tener recurrencias.



No hay comentarios:

Publicar un comentario