¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

¿Aún no nos sigues en nuestras RRSS?

                                                   

sábado, 7 de febrero de 2015

Test de O´Sullivan

Los cambios metabólicos en la embarazada son muy intensos. Uno de ellos, se relaciona con el metabolismo de los hidratos de carbono. El embarazo supone un efecto diabetógeno: aumenta la resistencia a la insulina relacionada con una hormona (el lactógeno placentario) de la segunda mitad del embarazo, aumenta la lipólisis porque la madre utiliza sus lípidos para cubrir las necesidades calóricas y cede la glucosa para necesidades fetales, y finalmente tiene relación con los cambios en la gluconeogénesis (el feto utiliza aminoácidos privando a la madre de los principales sustratos para la gluconeogénesis).
La diabetes gestacional es la que se diagnostica por primera vez en el embarazo; el tratamiento consistirá en mantener los niveles de glucemia lo más cercanos a la normalidad, para evitar complicaciones. Las complicaciones de una diabetes mal controlada:  aumento de infecciones de orina y candidiasis vaginal, mayor mortalidad perinatal, en período embrionario mayor tasa de abortos y malformaciones, crecimiento intrauterino retardado (CIR), aumento de mortalidad fetal intraútero, fetos macrosómicos, distrés respiratorio en el recién nacido, mayor tasa de partos distócicos y traumatismos obstétricos... Existen 2 pruebas para un diagnóstico correcto de diabetes gestacional, el test de O´Sullivan  y el test de tolerancia oral de glucosa TTOG. 
 Se practica a toda embarazada entre las 24-28 semanas de gestación. Consiste en la determinación de la glucemia  plasmática una hora después de la administración de 50 gramos de glucosa por vía oral, no siendo necesario el ayuno previo. Se realizará en el primer trimestre del embarazo si hay factores de riesgo previos. El test es positivo si es superior a 140mg/dl y el diagnóstico necesita ser confirmado con el TTOG. 

 Test de tolerancia oral de glucosa (TTOG):
La paciente deberá mantener durante 3 días una dieta baja en calorías (1.800),  en el laboratorio  se extraerá sangre para medir la glucosa basal y se administrará 100g de glucosa oral; posteriormente se determinará la glucemia cada hora durante 3 horas. 2 valores superiores a estas cifras se consideran patológicos.


Los profesionales de enfermería le enseñaran a la mujer con diabetes gestacional a realizar su autocontrol de la glucemia, la dieta y el ejercicio; y si fuese preciso la técnica de la  administración de insulina.

No hay comentarios:

Publicar un comentario